Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Olimpo de la Champions es rojiblanco

Pichichi

La cultura griega nos ha enseñado que el Olimpo es un lugar reservado para los helenos, pero este Atleti, siempre tan capaz de lo mejor y lo peor, se ha encargado -tras el "asalto de Atenas" del pasado miércoles- de desmitificar, incluso, a los dioses griegos. Así, tras vencer en el estadio Vicente Calderón al Panathinaikos por 2-0 ha confirmado que jugará, por segundo año consecutivo, la mejor competición de clubes del mundo: la Champions League.

Kun
La afición rojiblanca ha vuelto a tener una alegría en la máxima competición contienental, toda vez que el último partido de la pasada edición fue un duro golpe para los aficionados rojiblancos. No tanto por caer eliminados en octavos de final pese a no perder ningún partido en toda la Champions, sino por haberle puesto las cosas tan fáciles al Oporto: Forlán y Agüero han de ser titulares siempre.

El Atlético quería la Champions y ésta no se hizo esperar. A los cuatro minutos, un balón cruzado desde la derecha por Heitinga cogió la espalda a la defensa griega llegando a los pies de Forlán quien, de primeras, centró al área. El balón rebotó en Vyntra, que, sin querer, hizo el 1-0. El “Pana” tenía que marcar tres goles para impedir a los rojiblancos estar en Champions…

Así, con los deberes prácticamente hechos, el partido no parecía una vuelta de previa de Champions. El Atlético, tranquilo, intentó controlar las pocas arremetidas helenas, y aprovechar que tiene dinamita arriba con Forlán y el Kun. La ocasión más clara de la primera mitad fue, precisamente, una maravillosa combinación entre ambos: en el minuto diez, un pase de tacón de Forlán, al alcance de unos pocos elegidos, llegó a los pies de Agüero quien, excesivamente generoso, intentó regalar el gol a Simao, pero el defensa griego desbarató la ocasión.

La segunda mitad siguió por los mismos derroteros. El Atleti intentaba complacer a una afición que quería más,  mientras el "Pana" apenas creó peligro. Lo único destacable fueron las pinceladas de calidad de Leto, un jugador que sí es de Champions. En el minuto 81 el Calderón aplaudió a su Bota de Oro, Diego Forlán, mientras se retiraba del campo en su partido número cien con la elástica rojiblanca. Pero Kun y Forlán son muy amigos, y el argentino también quería hacerle un regalo a modo de homenaje, y entrar en la historia colchonera haciendo el gol cien del club en la Copa de Europa. Y el regalo fue para toda Europa: el "10" agarró el balón y, tras evitar las tarascadas griegas, se levantó metiéndose en el área y chutando para lograr el 2-0. ¡Agüero es rojiblanco!

El Atlético será el cuarto equipo español -junto con Barcelona, Real Madrid y Sevilla- en los bombos que depararán los grupos de la primera fase de la Champions League. Los de Abel entrarán en el tercero de ellos, por lo que se las tendrán que ver con dos rivales importantes para buscar el pase a octavos.