Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona 0 - Chelsea 0

Contra 10 defensas es complicado jugar ¿verdad? Pep, quizás ha pecado algo de ingenuidad frente al Chelsea. El Chelsea puso el autobús en el centro del campo, incluso un poco más abajo y se dedicó a frenar el ataque del Barcelona a toda costa. Resultado, lo que el Chelsea quería 0-0. La verdad es que siendo justos el resultado más claro hubiera sido un 0-1 porque la oportunidad más clara fue del Chelsea en las botas Drogba en un fallo de Marzquez que el delantero de Costa de Marfil no pudo meter por la magnífica intervención de Alves.
El partido de vuelta está a una semana vista. Pep debe pensar mucho que va a hacer sobre todo con la defensa que ha sufrido dos bajas vitales. Puyol por tarjeta y Marzquez por lesión. La cosa pinta muy complicada sobre todo por la capacidad de sufrimiento del Chelsea. Pocos equipos juegan tan ordenados y tan concentrados como el Chelsea. Frenar durante 90 minutos el ataque del Barcelona no es algo fácil y el Chelsea demostró que su planteamiento de partido era el correcto.
El Barcelona acabó agotado y el Chelsea se ve con un pie en la final.
El Barcelona sabe que su única opción está en meter un gol. No hay otra opción.