Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Atlético de Madrid sí estará en la final europea

Atleti-celebracion-deportes-cuatro
Muy pocos e incluso me atrevería a decir que nadie podría imaginar en diciembre que a estas alturas el Atlético de Madrid podría estar en dos finales. 24 años después el equipo rojiblanco vuelve a estar en una final europea y regresa a lo grande, con el doblete a tiro.

El equipo de Quique hizo un gran trabajo en el partido de ida, marcando un tanto y manteniendo su portería a cero. El Calderón fue el verdadero jugador número 12, sin nada que envidiar al temido Anfield. Pero ayer se jugaba el partido definitivo, el que te mandaba directamente a la final o te dejaba tirado en la cuneta, y el Atleti hará el viaje final hasta Hamburgo.

Atleti y Liverpool se jugaron con respeto, pero siempre buscando la portería contraria. Los rojiblancos, a pesar de partir con una mínima ventaja, no se encerraron y buscaron ampliar el marcador, si bien los primeros 15 minutos fueron del equipo inglés. Los de Quique desaprovecharon oportunidades en la primera parte, de esas de las que te acuerdas según van pasando los minutos, pero nunca bajaron la cabeza.

Sin embargo, sería el Liverpool quién se adelantaría en los primeros 45 minutos con gol de Aquilani, y así con 1-0 en el marcador se llegó al descanso. El marcador era insuficiente para ambos equipos, que buscaron insistentemente la portería contraria. Ya en la prórroga, sería de nuevo el Liverpool quién encontrara la portería contraria y De Gea tuvo que ir de nuevo a la red para recoger el segundo tanto marcado por Benayoun en el minuto 94.

Quedaba prácticamente toda la prórroga y tanto afición como plantilla rojiblanca sabían que en esta ocasión no se iba a perder la oportunidad de estar entre los grandes. Así se sintió y minutos después, concretamente en el 102, Forlán marcó el tanto más importante, el que permite seguir soñando.

El próximo 12 de mayo, en Hamburgo, frente al Fulham, el Atlético de Madrid tiene la oportunidad de escribir una nueva página de gloria en la historia del deporte, ¿lo logrará?, ¿será capaz de ganar en la final?, ¿quién será el jugador decisivo? ¡Dinos lo que piensas!