Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se queda con las migajas de un panelón

Nerea pierde todo en sus últimas jugadas, pero se va a casa con el bote del pollito

El no querer los cambio que le propuso el banquero al principio y aceptar el último propuesto, le llevó a quedarse con la caja de 50 € cuando había rechazado la de 120.000