Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes y Carlos, dos hermanos muy guerreros

Rocío Ramos-Paúl se enfrenta a Mercedes y Carlos, dos niños de 6 y 2 años y medio que han convertido su casa en un campo de batalla a la hora de cenar. Sentarse a la mesa se ha convertido en un drama para la pequeña que se niega a probar bocado pese a los intentos de sus padres, que pierden los nervios y terminan por gritar desesperados a la niña, que siempre se sale con la suya.

Mercedes y Carlos están desesperados. Desde hace tiempo, la pareja no puede disfrutar de una tarde tranquila en familia y mucho menos de una cena. Su casa se ha convertido en un campo de batalla en el que sus hijos, Mercedes y Carlos, se han convertido en unos pequeños tiranos que tienen en la comida su mejor arma.
Mercedes, una niña con problemas alimenticios
La hora de la cena se ha convertido en constante enfrentamiento entre padres e hijos. Mercedes se niega a comer y desespera a sus padres, que no saben cómo hacer frente a esta situación, que desemboca en gritos y castigos que no sirven de nada.
Ni purés, ni verduras, ni pescado... Nada entra dentro de la dieta de la pequeña, que cada noche reta a sus padres negándose a abrir la boca hasta conseguir salirse con la suya.
Carlos, un niño muy pegón
El pequeño de la familia sigue los pasos de su hermana Mercedes. A sus 2 años y medio, Carlos sigue tomando biberón y en muchas ocasiones se niega a comer lo que el resto de la familia.
La única diferencia con su hermana es su empleo de la violencia. Cuando no le gusta lo que le ofrecen para cenar, Carlos tira el plato y los cubiertos hasta que consigue lo que quiere.
Los manotazos y las patadas son su recurso para salirse con la suya frente a su hermana y su madre, que no sabe como evitar los enfados del pequeño.