Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Suri perdonan a Isa y no se tendrá que rapar el pelo

Los Suri quieren que la familia se comprometa y demuestre que quiere formar parte de la tribu. Por eso le exigen a Isa que se rape la cabeza si quiere convertirse en una auténtica mujer de la tribu. Isa no lo tiene claro pero finalmente decide que el pelo no importa, quiere demostrar a la tribu que es una más y que está totalmente integrada. El gesto de Isa es muy bien recibido por la tribu que decide perdonar a Isa.

La tribu no ve a Isa integrada en la tribu. Su carácter fuerte le impide cumplir algunas de las normas de la tribu. Su actitud no gusta a la tribu que cree que Isa debe superar una dura prueba si quiere ser aceptada. Si quiere ser una más deberá raparse la cabeza, como las mujeres Suri.
La decisión del jefe de la tribu hunde a Isa. Cree que lo ha dado todo y no comprende que la obliguen a cortarse el pelo para ser aceptada. Isa no quiere renunciar a su cabellera y así se lo hace saber a su familia que apoya su decisión.
Isa decide raparse el pelo
Isa atraviesa por su momento más crítico. Debe decidir qué hacer. "No he dormido en toda la noche", dice Isa que finalmente acepta la decisión. "He decidido raparme la cabeza aunque sea muy doloroso. Mi familia se lo merece. Han estado conmigo en todo momento, me apoyan en todo, ellos lo han hecho y se merecen que dé el paso."
Decidida y respaldada por toda su familia. Isa se pone en manos de la tribu para vivir uno de sus momentos más duros en Etiopía.
La tribu perdona a Isa
El cambio de actitud de Isa es bien recibido por el jefe de la tribu. Por primera vez, Isa se ha doblegado y ha aceptado las normas impuestas por la tribu. "Sólo es Suri quien obedece la ley Suri. Yo soy la ley. Debía obedecerme y lo ha hecho por eso he decidido perdonarla", dice el jefe de la tribu que por primera vez ha reconocido a Isabel como una más de la tribu. "Eres Suri de corazón. No hace falta que te rapes."