Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Suri le piden a Juan Carlos que se aleje de Marie

La tribu arremete fuerte contra la familia en las valoraciones. Marie y Liz se llevan la por parte, y advierten a Juan Carlos de que en los próximos días le quiere ver lejos de su mujer.

Marie promete ser el quebradero de cabeza de la familia. Lleva muy mal el carácter machistas del hombre Suri y no soporta recibir órdenes, le cuesta mucho quedarse callada y reacciona con mucha agresividad.
Su comportamiento denota una total falta de respeto hacia la tribu, hay maneras y maneras de decir las cosas, y ella opta por la peor. Se cree muy superior y no se corta en sus comentarios: “Es bastante desagradable, son muy primitivos, no quiero ofenderles, pero sus costumbres son un poco heavys”.
Juan Carlos es el único que cae bien en la tribu. El consejo considera que todos deben aprender de él y le ponen de ejemplo de comportamiento: colabora, no se queja y respeta sus costumbres. Sin embargo le echan la culpa de no saber controlar a su mujer, y para que ella pueda aprender a comportarse, en los próximos días tendrá que aprender a hacer trabajo de mujeres. Solo entonces podrá exigirle a su mujer que se comporte.
¿Cómo reaccionará Marie cuando intente encontrar el consuelo de su marido y no lo encuentre?.
La primera valoración de los Suri
“Os saludamos gente sin tribu, hace poco que estáis aquí intentado ser como nosotros, pero yo tengo dudas de que todos vosotros queráis eso de corazón. Para que yo os pueda considerar Suri, vuestro corazón ha de ser Suri. Todos os habéis molestado con nuestras costumbres, y eso no puedo permitirlo, os hemos enseñado nuestra cultura y nos os gusta. Nos purgamos para purificarnos y vosotros no lo tomasteis con seriedad, eso nos ofendió.
Marie, cuando llegaste parecía que te gustábamos, pero ahora nos dices que no a todo. Haces con el cuerpo lo que te pedimos, pero no con el corazón. No escuchas, hablas mucho y no obedeces a los hombres. De esta manera nunca serás Suri.
Juancar, te esfuerzas por conocernos y eres quién más nos gusta. Eres el primero en hacer las cosas que hacemos los Suri. Tú debes ser quién contagie a tu familia. Pero antes debes controlar a tu mujer, y no dejar que ella haga lo que quiera.
Liz, les gustas a nuestras mujeres perr a ti no te gustan ellas. Para ser una Suri deberás parecerte a una Suri. Tendrás que hacer lo que hacen ellas, tendrás que verte y actuar como ellas.
Elio, debes parecerte más a tu padre. Él no pone distancia con los Suri, pero tu si. Para ti, ir al río fue solo un baño, pero es un lugar de unión entre hermanos. No debes temer que un hermano vea tu cuerpo desnudo.
Por todo esto os diré: Juancar, en los próximos días queremos verte lejos de tu mujer.  Tienes que ver cómo trabajan las mujeres, y así podrás exigirle a la tuya que se comporte. Elio, harás trabajo de mujer y aprenderás la lucha de los hombres Suri. Solo así entenderás la diferencia entre ellas y nosotros. Marie y Liz, debéis hacer todo lo que nuestras mujeres os pidan. Para finalizar, y como muestra de amistad os daré vuestra primera cabra.”