Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inés y Pedro consiguen su primer amuleto

La pareja recién licenciada es la más rápida en la séptima etapa mientras que Mar y Vanesa se salvan por los pelos a pesar de haber llegado en cuarto lugar.

En el día 25 de competición los aventureros tenían que recorrer 303 kilómetros, los que separan Same de Tanga, con varias paradas en el recorrido. En una de ellas los concursantes tendrían que elegir a la pareja que quisieran ver fuera del programa y la que más votos obtuviese tendría que cargar con una penalización que le podría costar la carrera.
El primer tramo estuvo marcado por la tensión de las votaciones, que además tendrían que hacer todos juntos y a la cara. Pero después de muchas cávalas y como era previsible, las amigas universitarias, Sara y María fueron las más votas. Jesús Vázquez las hizo entrega de un maletín que contenía la penalización. Sólo lo podrían abrir justo antes de llegar a la meta, sería así como se enterarían de dicha penalización.
La carrera continuaba, y después de que Chinto y Pablo ganasen la inmunidad la carrera quedaba con dos grupos bien diferenciados. La cabeza de carrera estaba comandada por los hermanos gallegos, Mar y Vanesa y Sara y María. Por detrás, Inés y Pedro, David y Cuqui y en último lugar Jota y Freire.
Pero todo cambió en último tramo de la carrera. Un camino sin asfaltar y el poco tránsito de vehículos dio un vuelco a la clasificación. Al final, el director de carrera daba el veredicto final. Para sorpresa de muchos, los primeros en llegar a Tanga fueron Inés y Pedro que conseguían su primer amuleto (ya son 5 las parejas con amuleto). Sara y María, pese a ser penalizadas con 20 minutos de retraso, llegaron las segundas. Empezaba así los momentos más tensos del ranking. El director de carrera anunciaba que David y Cuqui habían llegado en último lugar pero estos, precavidos, habían decidido usar las pegatinas verdes que les salvaban de la eliminación. La siguiente pareja , por la cola, había sido la formada por Chinto y Pablo que también se salvaban por haber conseguido la prueba de inmunidad. Así todo, Mar y Vanesa, que habían llegado en cuarto lugar, era la pareja eliminada. Jota y Freire se salvaban.
Pero todavía quedaba saber el contenido del sobre que portaban Sara y María (las vencedoras de la etapa anterior). Al igual que sucediera con Santiago y Javi, la tarjeta que había dentro era verde con lo que las hermanas deportistas se salvaban de la eliminación pero tendrían que cargar con un hándicap en la etapa siguiente que las ralentizaría en la carrera.