Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asalto a la taquilla a golpe de mando

Ya pasó el tiempo de esas infumables versiones jugables de películas como Robocop, Regreso al Futuro o E.T. El Extraterrestre. Ahora es el cine el que pide prestado al mundo de los videojuegos sus historias en busca de adaptaciones con las que llenar las salas. El séptimo arte hace años que fue destronado del trono del ocio audiovisual. Los videojuegos generaron el año pasado cerca de 90.000 millones de euros en todo el mundo, el doble que el cine. Películas como Warcraft, basada en el universo de World of Warcraft, o Assasins Creed suponen un nuevo intento del celuloide por fagocitar los iconos del ocio del momento como también ha hecho con la literatura, el teatro o los cómics. Está por ver si consiguen aunar el éxito de crítica y público que hasta ahora le ha sido esquivo a estas adaptaciones.