Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oscuridad de la crisis

Detrás de esos grandes números hay tragedias como la de Fabricio y Mariángel, un matrimonio joven, con dos hijos, uno de ellos con parálisis cerebral, a los que en noviembre cortaron la electricidad por falta de pago. Sin agua caliente, sin luz y sin calefacción lo peor viene, nos cuentan, cuando llega la noche.