Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conflicto entre Israel y los palestinos sigue escalando en tensión

Amanece en la ciudad de Gaza con la herida aún abierta en la tierra por lo ocurrido tan sólo unas horas antes. Un inmenso cráter es el resultado del ataque aéreo israelí que le ha costado la vida a una mujer palestina de 30 años embarazada y su hija de 3. De la casa sólo quedan algunos escombros y contados recuerdos infantiles, casi intactos por la detonación. 

El bombardeo se ha producido esta madrugada mientras dormían en un hogar ya desaparecido y en el que han resultado heridos otros tres familiares, entre ellos un niño de 5 años. Israel asegura que responde así al lanzamiento de cohetes desde la franja. Un portavoz de su ejército asegura que el objetivo era un almacén de explosivos de Hamás.