Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve el Cuatro Latas

Un cura de Verona ha regalado al Papa Francisco un viejo auto para que lo conduzca por El Vaticano. Se trata de un Renault 4L. Ese coche, el "cuatro latas", era feo, pero duro y trabajador:  casi la metáfora de la España de los sesenta y los setenta... Ahora lo miramos con otros ojos y encontramos su belleza: igual que ya ocurrió con el Mini, el Escarabajo o el Seiscientos, el  Renault 4L, el viejo "Cuatro Latas",  vuelve a circular por la carretera de la nostalgia. Por Mario Moros.