Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carrera de escándalos al Elíseo

Por Juan Carlos Flores / Noticias Cuatro

Con un año importante de elecciones en Francia (abril y mayo las presidenciales, junio las legislativas) los escándalos sacuden a los políticos galos. Él último caso en conocerse es el presunto desvío de fondos de la Fundación Carla Bruni-Sarkozy, abierta por la mujer del Presidente de la República. Casos de corrupción, intentos de violación incluso infidelidades, cualquier argumento que pueda lanzarse contra el rival en campaña lleva meses exponiéndose a la opinión pública francesa. Los escándalos han acabado con la carrera incluso del que estaba llamado a suceder a Sarkozy, el socialista Dominique Strauss-Kahn y ex director del Fondo Monetario Internacional. A pesar de ello, las encuestas vaticinan una victoria de su partido con François Holland como cabeza visible. Sin embargo, la mala prensa está favoreciendo a partidos más pequeños como los democristianos de centro y, sobre todo, a la ultraderecha de Marine Le Pen.