Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mejor que ayer, peor que mañana

POR IRENE FERNÁNDEZ / NOTICIAS CUATRO

La celebración del Día Mundial de las Víctimas de Accidentes de Tráfico ha servido para constatar todo lo que se ha mejorado hasta ahora. Y también todo lo que queda por mejorar. Las cifras de siniestralidad en nuestro país han bajado drásticamente en los últimos diez años. En 2001, murieron enlas carreteras españolas 5.500 personas. El año pasado fueron 2.500. Muchas pérdidas humanas en la calzada, muchos esfuerzos por desarrollar todavía. Pero los esfuerzos de las autoridades y la progresiva concienciación de los ciudadanos están dando sus frutos al volante.