Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un adicto a las drogas empuja a House al suicidio

Su enfermedad se debe a la inhalación de una ramita mientras dormía en un parque por los efectos de las drogas.

House pasa consulta cuando se presenta un caso fascinante. Un drogadicto que para conseguir drogas fuertes, miente en sus síntomas. House se da cuenta en seguida de la treta del paciente, pero lo que era un fraude se convierte en un caso que cambiará su vida.
El paciente era broker, tenía una familia y podía presumir de llevar un nivel de vida alto. Pero un accidente de esquí le dejó graves secuelas. Nada calmaba sus dolores. Entonces probó la heroína y la realidad desapareció.
Olvidó que no era feliz y pronto se sumergió en un mundo ajeno a la realidad. Admite que nunca dejará las drogas, “La realidad es una mierda”, asegura. House comienza a sentirse identificado con su paciente.
Su estado empeora y House le diagnostica ELA.(Esclerosis Lateral Amiotrófica), es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Quien la padece sufre una parálisis total, no puedes hacer nada para moverte. Es la misma enfermedad que sufre Stephen Hawking.
Cuando el paciente cree que va a morir le sugiere un pacto a House, quiere adjudicarse las culpas del caso de las entradas. Pero House no está dispuesto a continuar con su vida. Le salva la vida al paciente, la vida de su paciente vale más que la suya.
Resulta que el paciente no es simétrico. Las venas de la derecha están distendidas. Su caso es fascinante. Inhaló una ramita, probablemente al quedarse dormido por los efectos de las drogas. Los adictos tienen el reflejo de la tos reprimido y nunca se había dado cuenta. El objeto provocó una reacción autoinmune, la causa de todos sus problemas.