Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

21 días, el programa

21 días, el programa mensual de reportajes de Cuatro producido por BocaBoca, uno de los formatos revelación del 2009, vuelve a la programación de la cadena tras haber alcanzado una media de 17,3% de share en sus cinco entregas emitidas, congregando a 2,2 millones de espectadores.
21 días, el programa mensual de reportajes de Cuatro producido por BocaBoca, uno de los formatos revelación del 2009, vuelve a la programación de la cadena tras haber alcanzado una media de 17,3% de share en sus cinco entregas emitidas, congregando a 2,2 millones de espectadores.
Un éxito de audiencia avalado también por la crítica; el programa ha sido premiado con la Antena de Plata 2009 para Samanta Villar, el galardón a la Mejor Serie Documental en el I Festival Internacional de Televisión y Cine Histórico de León y el Premio Revelación en el I Festival de Televisión de Vitoria.
La segunda temporada arranca con una Samanta Villar firme en su empeño: el de ponerse en la piel de otras personas y vivir experiencias intensas, siempre para intentar entender y mostrar otras realidades, otros personajes y situaciones que nos rodean, de la mano de sus auténticos protagonistas.
En su primera temporada 21 días trató temas tan controvertidos como la vida de las personas sin hogar, los trastornos de la conducta alimentaria, el consumo del cannabis o los peligros de la obsesión por la forma física, sin dejar de lado temas de gran calado social como el chabolismo o la inmigración ilegal.
En esta primera entrega de la nueva temporada la periodista se embarcará en una de las caras más amargas y cotidianas de la crisis: la realidad que viven muchas familias, que han pasado de llevar una vida normal a tener que luchar para poder sobrevivir.