Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

21 Días en una mina

Samanta Villar se la juega en su reportaje más extremo: 21 días en una mina boliviana extrayendo estaño. La periodista de Cuatro se plantea abandonar por primera vez en la historia del programa. Conoce todo lo relacionado con la acción solidaria de ayuda a Marlene
21 días en la mina refleja la historia de mujeres solas que luchan por sus hijos en unas condiciones insoportables. Como Marlene y Doña Juana, una mujer minera y una viuda de la mina que sacrifican su vida para poder sacar adelante sus familias.
Tras el programa de septiembre dedicado a la crisis económica y sus devastadores efectos entre los menos favorecidos y el emitido en octubre, en el que Samanta Villar experimenta una vida de lujo y glamour, 21 días viaja a Bolivia para experimentar en su propia piel uno de los trabajos más extremos y sacrificados: el proceso de extracción del mineral a la antigua, casi manual. Y lo hará en Morococala, un centro minero con más de 100 años de antigüedad a más de 4.000 metros de altura situado en el interior del país.
Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo, Samanta Villar convivirá durante 21 días con una de las familias que habitan en este centro minero y subsisten con lo que sacan de la mina: Samanta Villar pasará por los mismos apuros, trabajando en unas condiciones extremas y muy peligrosas con el único objetivo de obtener un poco de estaño para poder comer, para dormir, para vivir. Y todo, haciendo frente al mal de altura, masticando hojas de coca, metiéndose bajo tierra y recreando la vida de quienes se dedican a este duro trabajo.
¡Participa en el foro y en el blog !